¿Cuál es el centro de tu marca personal?

¿Cuál es el centro de tu marca personal?

Una marca siempre debe relacionarse con su público desde la autenticidad, desde su centro más puro, que se constituye de valores, visión de futuro y últimamente de propósito. Esto no es fácil para una marca corporativa, lo es aún menos para una marca personal. ¿Por qué? Porque tenemos un pequeño diablito dentro que se llama ego. Distorsionamos la información para que lo alimente y lo haga sentir guay. Por suerte, un buen proceso nos puede ayudar a suavizar los efectos de los sesgos cognitivos y emocionales que nos vienen con el ego.

El primer paso que debes hacer para construir tu marca personal es definir cuál es tu centro. Esta es la base fundamental de todo el trabajo. Es lo que en marketing se denomina brand essence.

Para alcanzar una expresión lo más sincera posible del centro de tu marca personal, debes tener un gran nivel de autonocimiento y una mirada libre de sesgos. En si mismo, este es un objetivo algo utópico, con lo cual, necesita la ayuda de personas que te miran desde afuera. Contrasta lo que tú misma piensas de ti, con lo que los otros opinan y perciben. En otro post te propondré cómo obtener información sobre cómo los demás te ven. En este, nos concentraremos en lo que puedes descubrir por ti sola.

Hacer un autoanálisis no es simple, requiere de rigor para poder superar los filtros iniciales que todos tenemos cuando nos pensamos a nosotros mismos. Debes poder superar los rasgos superficiales y comprender cuáles son tus puntos más profundos. Para facilitar este camino te propongo una plantilla que puedes usar de guía.

La metodología se basa en la observación de las cuatro capas de una persona: la física, la emocional, la mental y la espiritual. Toma una hoja de papel y divídela en cuatro cuadrantes iguales. Nómbralos en sentido horario: físico, emocional, mental y espiritual. En cada cuadrante escribirás la información relevante acerca de ti.

Físico

Escribe todo lo que creas que pueda ayudar a tener una comprensión objetiva de tu persona física. Tu nombre, sexo, edad, dirección, peso, ingresos, estado civil, número de hijos si tienes, etcétera. Incluye cualquier información que consideres relevante para describirte a ti misma objetivamente.

Emocional

¿Cuáles son tus principales rasgos emocionales? Pacífica o impulsiva, tranquila o agitada, caótica y ordenada, introvertida o extrovertida: haz un boceto de tu talante emocional. Después de haber hecho esto, profundiza y trata de describir las situaciones que te hacen sentir mas o menos feliz. Por ejemplo, puedes sentirte más feliz cuando hay un sentido de cooperación y confianza a tu alrededor. O puedes sentirte mejor cuando la competencia empuja a ti misma y a los demás a tu alrededor. Puedes sentirte más feliz cuando el resultado de tus esfuerzos es claro y medible. O puedes encontrarte a gusto en contextos complejos e indefinido. Estas y otras consideraciones similares te ayudarán a definir el mapa de tus necesidades emocionales, las características, las fortalezas y las debilidades.

Mental

Este es el cuadrante de los hechos concretos. Anota aquí todos los beneficios que puedes ofrecer: tu experiencia profesional, la educación, las habilidades que has adquirido. Ponemos aquí todo esto para dar la idea de tus recursos cognitivos.

Espiritual

Este cuadrante no se trata de un nivel religioso. Una marca de éxito (también la tuya) debe conectarse con su público en un nivel que va más allá de las funciones y las emociones. La conexión debe ocurrir a nivel de arquetipos, símbolos o mitos. Debes bucear muy profundo en tu consciencia y entender cual es el arquetipo que te impulsa, el mito que se desprende de la crónica de tu vida o los símbolos que se asocian mejor al sentido más profundo de tu vida. Es posible que tengas que hacerte preguntas profundas para descubrir tu propia meta-dimensión: “¿quién soy?”. Al principio obtendrás respuestas obvias: “Soy una madre, una empleada de dicha empresa, una persona honesta”, etc. Estas respuestas vienen de tu parte cognitiva. No son suficientes. Busca un poco más allá. Las respuestas deben provenir de un lugar interior, uno en el que no estáis sólo tú, sino también la manifestación de una realidad más amplia. Estas respuestas son el territorio donde tú y tu público sois uno. Son la mejor información que se puede encontrar para construir una marca personal que crea felicidad para ti y tus grupos de interés.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.