¿Sólo mujeres empoderadas?

¿Sólo mujeres empoderadas?

“Si una mujer muestra emociones es una dramática; si se enoja, es una histérica; si lucha por la igualdad de derechos, es una ilusa; y si participa en una maratón está loca. Loca, loca, loca, loca y loca. Pues, enséñales lo que una loca puede hacer.” Este es el llamado de Nike a todas las mujeres en el famoso spot “Dream Crazier” protagonizado por Serena Williams  https://www.youtube.com/watch?v=whpJ19RJ4JY. Un llamado que se puede leer en dos niveles diferentes: el de la rebeldía en contra de los moldes, al que toda mujer hoy en día está llamada y uno más profundo que ahora vamos a investigar.

En un nivel más profundo, la marca nos dice que nunca debemos aceptar un no como respuesta y que en contra de las adversidades siempre podemos contar con nuestra fuerza interior. El spot nos pone como ejemplo a mujeres que alcanzaron el éxito en ámbitos que son típicamente reservados al género masculino. Su determinación las llevó a ganar su partido personal. Pero ese spot no habla solo a las mujeres. Interpela a todos los que tengan deseos, aspiraciones y propósitos que van en dirección opuesta a lo esperado en el contexto social y les anima a no desistir. La lucha puede ser dura, pero la victoria es dulce. Esta lucha, este anhelar algo difícil de alcanzar es territorio mítico y toca a los sentimientos más profundos en oposición al deber ser. Así como lo hizo Apple en los inicios de su recorrido, ahora Nike intenta unir a los “misfits” de todo el mundo en un sentimiento compartido. Es la regla fundamental del storytelling: ¡emocionar siempre!

Hay otro elemento de maestría en el spot de Nike: un elemento que conocen todos los grandes storytellers. Un relato, también el relato de una marca, debe ser siempre personal. Por muy colectivas que puedan ser algunas historias, siempre nos hablarán del viaje transformacional de una persona en concreto: el protagonista, el héroe. Esto es porque al ser personal, el relato nos permitirá conectar empáticamente con el héroe o la heroína. En el anuncio de Nike, hay una recopilación de historias, casi un relato colectivo de mujeres que actúan y se dejan ver “humanas”, auténticas. Pero todas son mujeres concretas y muy conocidas. Y la voz fuera de campo es icónica: la de Serena Williams, que nos cuenta que ha sabido ser madre y extraordinaria campeona, entrando en la historia del tenis (sin género). No conectamos con el mundo de las mujeres que luchan: entramos en resonancia con la historia personal de cada una de esas mujeres que están en el spot: especialmente con Serena.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.