¿Para qué sirve la cultura de empresa?

¿Para qué sirve la cultura de empresa?

Joseph Campbell, a quien le encantaba contar anécdotas, a menudo relataba una historia. Estaba en Japón asistiendo a un congreso internacional sobre religión y oyó a otro delegado Norteamericano, un filósofo social de Nueva York, decirle a un sacerdote sintoísta: “Hemos presenciado a muchas de sus ceremonias y hemos visto bastantes templos. Pero lo que no capto es su ideología. No capto su teología”. El japonés hizo un silencio, sumido en profundos pensamientos, y después sacudió la cabeza. “Creo que no tenemos ideología -dijo-. No tenemos teología. Bailamos.”Quien conoce la cultura japonesa sabe que en aquel “bailamos” (en los rituales, que son parte de la tradición de aquel gran pueblo) se encuentra un mundo de sabiduría y espiritualidad. 

Creo que la cultura de una empresa tiene un valor similar al de los rituales de los japoneses. Cataliza los valores, la visión del mundo, la manera de relacionarse con el mundo exterior y, sobre todo, la manera de convivir de las personas que son parte de la organización. Una cultura fuerte, crea unidad entre los empleados de una empresa. Les hace sentir participes de algo grande y transcendente. Les permite conectar a nivel espiritual con el grupo y finalmente les hace más fácil el integrarse en el gran baile que es la vida de su empresa en el mercado. 

(La anecdota de Campbell está relatada en el libro “El Poder del Mito”, una larga entrevista del mismo estudioso con el periodista Bill Moyers. Ed. Capitán Swing, 2015). 

Tweet about this on TwitterGoogle+Share on FacebookShare on LinkedIn
No Comments

Post A Comment