Salvar los bosques, salvar nuestras fuentes de vida

Noon forest III” Till Westermayer

Comprar parcelas de tierra en una selva puede que no sea la primera idea que se nos pasa por la cabeza al pensar en cómo podemos salvar los mermados bosques del planeta. Sin embargo éste es método empleado en la provincia argentina de Misiones para salvar e incluso ampliar la selva autóctona.

Aprovechándose de los relativamente reducidos precios  de venta de las parcelas selváticas, una hectárea asciende a 2000$, la Fundación Banco de Bosques pone a disposición de los individuos particulares la posibilidad de donar dinero a cambio de salvar un determinado número de metros cuadrados de bosque. Generalmente las parcelas de selva han sido adquiridas por fondos de inversión en mercados mayoristas. Sin embargo, a través de las herramientas puestas a disposición por Banco de Bosques, ahora, las personas pueden adquirir un determinado número de metros cuadrados en función de la cantidad que éstos estén dispuestos a donar. Así a través de varias donaciones ha sido posible salvar una superficie de 416 hectáreas en la selva de la provincia de Misiones.

La forma de funcionamiento del Banco de Bosques es muy simple. A través de tecnología de geolocalización los individuos interesados pueden seleccionar una parcela a la cual donar su dinero. A través de la suma de varias donaciones  la Fundación es  capaz de adquirir el terreno. y se compromete en la conservación, la restauración y el manejo forestal de los bosques; permitiendo solo actividades respetuosas con el ecosistema como el manejo forestal certificado (FSC), la apicultura orgánica, el eco turismo, la recolección de productos forestales no madereros y bajo condiciones muy especiales la ganadería orgánica de muy bajo impacto.

Cabe destacar que la Fundación Banco de Bosques no es la única iniciativa a nivel mundial dedicada al salvamento de bosques. Existen dos iniciativas de tipo personal en países en vía de desarrollo que han ayudado al crecimiento de la fauna local. En Burkina Faso un mero agricultor llamado Yacouba Sawadogo ha perfeccionado técnicas locales favoreciendo la recuperación de 3 millones de hectáreas de bosque en una zona semidesértica como El Sahel. Por otro lado, en la isla Majuli de la India, otro agricultor de nombre Jadav Payeng ha replantado una superficie superior a Central Park, 3400 km2.

Fruto del compromiso de ambas personas, tanto la fauna, como la agricultura e incluso la propia seguridad de las personas han experimentado una gran mejora. Los bosques representan un hogar para animales, así como una fuente de vida, dado que los arboles permiten filtrar agua al subsuelo y almacenarla favoreciendo el ciclo hidrológico y por ende los cultivos agrícolas. Además recientes investigaciones han mostrado como los bosques son un elemento fundamental no solo para la vida y salud física, sino que también para la salud mental y por ende el bienestar general de las personas.

Tags:
No Comments

Post A Comment